Aquí está el porqué sientes que es más difícil perder peso en verano

Published On 12 Agosto, 2018 » 105 Views» By Editor Marcrix »

Y por qué no deberías sudarlo

VGAJIC VIA GETTY IMAGES 

 

El verano puede tener sus desventajas cuando se trata de tu salud física. No solo parece que las tentaciones están apiladas en tu contra, mirándote, comidas al aire libre y conos de helado; tanto que puede parecer que no estás avanzando para ponerte en forma y perder peso. Resulta que puede haber una razón por la que piensas así.

Según Sharon Palmer, nutricionista registrada con sede en California y propietaria del blog The Plant-Powered Dietitiantu metabolismo podría disminuir un poco cuando ya no tiene que producir calor. Esto significa que puede ser un poco más lento en los meses más calurosos porque tu cuerpo ya está caliente, en comparación con los meses de invierno.

“Piensa en nuestros cuerpos como en un horno: lo alimentamos con combustible (comida) para mantenerlo caliente”, dijo. “Cuando hace más frío, tenemos que agregar más combustible para compensar la energía requerida para producir calor”.

Debra Sheats, profesora asistente de alimentos y nutrición en la Universidad St. Catherine en Minnesota, dijo que debido a que la temperatura ambiental es tan cercana a la temperatura interna del cuerpo, tu metabolismo se desacelera aproximadamente un 10 por ciento. Pero eso no es lo único que podría estar inhibiendo tus objetivos.

“Cuando hace mucho calor y está húmedo afuera, tenemos una tendencia a no salir tanto a caminar, andar en bicicleta o trotar”, dijo Sheats. “En cambio, tomamos la decisión de permanecer adentro con el aire acondicionado, lo cual puede significar más tiempo dedicado a actividades sedentarias como la lectura o actividades relacionadas con el tiempo frente a la pantalla”.

Y si decides aventurarte al aire libre, la herramienta que te mantiene fresco, al igual que el agua potable, también puede causar una pequeña fluctuación de peso. John Castellani, investigador de la División de Medicina Termal y de Montaña del Instituto de Investigación de Medicina Ambiental del Ejército de EE. UU., descubrió que el peso corporal de una persona puede aumentar hasta varias libras en el verano debido al aumento de agua en el cuerpo.

Si bien las necesidades diarias de agua de una persona dependen de la cantidad de tiempo que pasa afuera y de su nivel de actividad, las temperaturas más cálidas y húmedas te hacen más propenso a sudarComo la ropa que llevas dificulta que el sudor se evapore y refresque adecuadamente, terminas requiriendo más retención de agua para reducir tus temperaturas internas. Este proceso es la forma en que tu cuerpo se adapta a los efectos negativos del estrés por calor. Ocurre más en personas que realizan actividades físicas regularmente afuera que en personas que pasan su tiempo en el interior en el aire acondicionado.

Pero no permitas que esto te impida tomar tu porción de agua diaria. Sloane Davis, nutricionista certificada, entrenadora personal y propietaria del blog Pancakes & Pushups, dijo que no beber suficiente agua puede ser muy malo y perjudicial para la salud en general.

“Sudamos más durante los meses de verano”, dijo. “Si no bebes suficiente agua, el cuerpo se deshidrata, ralentizándolo y disminuyendo el metabolismo”.

¿Entonces qué puedes hacer?

El clima cálido puede tener un efecto menor en tu cuerpo en algunos casos, pero hay formas de contrarrestar estos obstáculos. Davis dijo que una de las formas en que puedes acelerar tu metabolismo por tu cuenta es a través del ejercicio regular en los meses de verano.

“Incorpora entrenamiento de resistencia junto con un poco de cardio de intensidad baja de cuatro a cinco días a la semana”, dijo. “Duerme bien y toma mucha agua, preferiblemente agua fría”.

Cuando se trata de hacer ejercicio en el calor específicamente, Sheat recomienda hacer ejercicio temprano en la mañana o tarde en el día cuando hace más frío. O, si deseas evitar el aire libre por completo, intenta hacer yoga en el hogar o buscar un entrenamiento en línea con pesas. También, puedes ir a los gimnasios o a los estudios de entrenamiento para mantenerte en el aire acondicionado.

No importa cómo elijas ejercerte o mantener hábitos saludables, es crucial no permitir que factores externos pequeños te desalienten de tu objetivo.

“Es importante tener en cuenta que pueden haber pequeñas diferencias en las tasas metabólicas durante el año”, dijo Palmer. “Dado nuestro estilo de vida moderno con hogares cómodos con aire acondicionado y calefacción que nos mantienen en una temperatura perfecta todo el año, en realidad podemos no experimentar variaciones significativas de la tasa metabólica“.

Jill Weisenberger, una enfermera dietista registrada en Virginia y autora del libro Prediabetes: A Complete Guide, dijo que la pérdida de peso es demasiado compleja para que algo como la temperatura tenga un efecto importante. Mientras una persona tenga la mentalidad correcta y esté dispuesta a enfocarse en el proceso y no solo en los kilos, perder peso durante el verano es totalmente posible.

“Creo que a veces las personas ponen énfasis en pequeñas cosas”, dijo Weisenberger. “Es mucho más inteligente usar tu energía, que es un recurso limitado, en algo que es realmente importante, como comer regularmente y dormir bien por la noche … Las personas miden su agua y se preocupan por la temperatura y le quitan la energía a las cosas que realmente hacen la diferencia “.

En otras palabras, si tu meta es estar sano durante el verano, una pequeña diferencia metabólica o un ligero cambio en tu cuerpo, o en cualquier momento, no te detendrá.

Información:  ‘Emily Blackwood/HuffPost’ US./ huffingtonpost.com.mx

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *