Rompe AMLO monopolio sindical

Published On 14 Enero, 2019 » 181 Views» By Editor Marcrix »

RICOS Y PODEROSOS

Ante la mayúscula crisis de desabasto de gasolina en ocho entidades de la República Mexicana y la Ciudad de México y la creciente desconfianza y descrédito en torno a la estrategia gubernamental contra el robo de combustible, se registra un hecho insólito: el gobierno de Andrés Manuel López Obrador rompe el monopolio que mantiene el sindicato petrolero en el transporte de la gasolina en la última milla y autoriza la participación de la Iniciativa Privada en ese negocio, como paliativo para intentar superar la escasez del combustible.

A partir de este lunes iniciará el plan para agilizar el suministro de combustibles, mediante la transportación de gasolinas a través de autotanques de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), que preside Enrique González Muñoz.

Ojo, no es que desaparezca de un plumazo el monopolio sindical en el transporte de última milla, pero sí se permitirá que participe adicionalmente la Iniciativa Privada.

Paliativo, no solución

La capacidad de distribución aumentará de 35% actual a 50% y aunque no cubrirá a 100% las necesidades, logrará paliar de manera importante la actual deficiencia en la distribución del combustible.

De manera inmediata, Canacar, a través de las 150 empresas que agremia, distribuirá combustible en la zonas afectadas con 3,500 carros autotanque.

La expectativa es que con la participación de la Iniciativa Privada en la distribución, más la inminente reparación del ducto de Tuxpan-Azcapotzalco, aumente considerablemente el abasto de gasolina.

Scherer, articulador

Fue Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico del presidente López Obrador, el que articuló las partes para hacer posible la participación de Canacar en la última milla. Él reunió las partes del rompecabezas.

Aun sin que hubiera habido contacto entre el equipo presidencial y la Canacar, en una de sus últimas conferencias de prensa el jefe del Ejecutivo mencionó que había interés del sector privado en ayudar a resolver el problema de distribución.

El viernes, Scherer se comunicó directamente con los representantes de Canacar y luego se llevó a cabo una reunión, en la que participaron el director de Pemex, Octavio Romero Oropeza; la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez Colín, y el propio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia de la República.

También participaron Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México; representantes de los gobiernos de Guanajuato y Estado de México, así como la Policía Federal, y representantes de la Industria Ferroviaria.

Ahí, el gobierno federal ofreció desplegar 8,300 policías y 1,400 vehículos para garantizar la seguridad de los vehículos privados, en tanto que Pemex Logística enviará el listado de las estaciones de servicio donde los transportistas podrán descargar de forma directa.

Uriel Joffre, presidente del Comité de Hidrocarburos de Canacar, detalló que Pemex Logística se comprometió a realizar labores de mantenimiento de manera permanente en los centros de almacenamiento para garantizar periodos de carga y descarga de cuatro horas, las 24 horas del día, así como no detener las terminales de reparto. En medio de las versiones periodísticas sobre el supuesto amparo del líder de los trabajadores de Pemex, Carlos Romero Deschamps y la posterior declaración del presidente López Obrador de que su gobierno no ha hecho denuncia alguna en contra del dirigente, ocurre de manera inmediata y sin problemas el rompimiento del monopolio en la distribución de gasolina.

Para la última milla, Pemex cuenta con más de 1,000 “pipas blancas” con las que almacena 20,000 litros de gasolina; Canacar tiene una capacidad de 62,000 litros.

Y a partir del viernes la decisión es que la Iniciativa Privada participe en la distribución del combustible, aunque no directamente, hasta cada una de las gasolineras, pero sí a los puntos de distribución más cercanos.

WSJ, importaciones

El presidente de México está en un juego de “vencidas” contra las bandas criminales que roban combustible —de las cuales días antes había negado su existencia— y que por cuatro días consecutivos han saboteado el ducto Tuxpan-Atzcapotzalco; y, al mismo tiempo, enfrenta con calificativos a los medios nacionales y extranjeros.

El periódico estadunidense Wall Street Journal (WSJ) publicó en días pasados que de acuerdo con cifras de Clipper Data, México dejó de importar gasolina por el equivalente a 150,000 barriles diarios a partir del 1 de enero.

El cierre de los ductos para evitar el robo habría derivado en la saturación de los tanques que reciben las gasolinas del extranjero lo que generó un cuello de botella que mantiene al menos 15 buques en espera de descargar en los puertos del Golfo de México.

En tanto, el diario Los Angeles Times tituló una nota así: “La escasez de gas: ¿una crisis autoinfligida por el nuevo presidente de México?” (Gas shortages: A self-inflicted crisis by Mexico’s new president?)

El jefe del Ejecutivo desmintió la versión de WSJ y dijo —sin dar cifras— que por el contrario, se está comprando más gasolina.

Mientras que la secretaria de Energía, Rocío Nahle, aseguró vía Twitter que la dependencia que encabeza ni ella han prohibido permiso alguno para la importación de combustibles.

De acuerdo con lo que anunció el presidente de la República, hoy lunes se darán a conocer detalladamente resultados del combate al robo de combustible, con lista de detenidos y cuentas bancarias congeladas a personas relacionadas. Al tiempo.

ATISBOS

CONVENIO. La Concamin, presidida por Francisco Cervantes, y la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (Femia), presidida por Felipe de Jesús, formalizarán sus relaciones con la firma de un Convenio de Colaboración entre ambas instituciones.

Asistirán por parte de la industria aeroespacial mexicana altos ejecutivos de empresas como Airbus Group, Boeing International Group, GE–CIAT, Safran México, Mexicana MRO, Zodiac Aerospace, Thales México, Oaxaca Aerospace.

Fuente: Marco A. Mares/ El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *